1 billón de registros de datos perdidos en brechas de seguridad

0

brechas de seguridad

Durante el 2014, aún tenemos reciente en la memoria, se han producido 1500 brechas de información que han comprometido en torno a 1 billón de registros de datos, según el Gemalto’s Breach Level index.

El índice de brechas de datos de Gemalto

Los números arrojados por el informe de Gemalto representan un incremento de nada menos que un 49% en brechas de datos y un 78% más si nos fijamos en la cantidad de registros de información comprometidos. Cuando hablamos de registros comprometidos nos referimos a soportes de datos (numeros de tarjetas, credenciales de acceso, etc) que han sido robados o perdidos.

Motivaciones criminales

El BLI es una base de datos global de fugas de información que se va completando a medida que se suceden estas. Proporciona una mtedología para que los expertos en ciber-seguridad evalúen la severidad de las brechas y vean como se posicionan sus empresas ente las afectadas.

Las principales motivaciones de los ciber-criminales en 2014 han sido la suplantación de identidad, con un 54% de casos. Además, este tipo de brechas de seguridad han estado las calificaciones más graves en cuanto a seguridad establecidas por el BLI (catastróficas y severas)

Estamos asistiendo a un giro pronunciado en las tácticas de los criminales, con la suplantación de identidad a largo plazo alcanzado mayor cota de protagonismo que el robo de tarjetas a corto plazo“, afirma Tsion Gonen, vicepresidente del departamento de Estrategia para la Protección de Identidad en Gemalto.

El robo de información podría abrir la puerta a nuevos fraudes derivados, ya sean extracción de números de tarjeta, identidades corporativas u otros crímenes.

gemalto-16022015

Además del cambio de estrategia hacia el robo de identidad, las brechas de información se han agravado en el último año, acaparando 2 tercios de las 50 brechas más graves según el BLI impact score, en comparación con el año 2013.

Estadísticas por área

En términos de industrias afectadas, se llevan la peor parte los servicios financieros y la venta al por menor, los que peor evolución han tenido respecto al pasado año. Los comerciantes al por menor han experimentado un leve aumento de sus brechas de datos -11% más- respecto a 2014. Sin embargo, si nos fijamos en los registros de datos perdidos (no en el número de casos) los pequeños comerciantes sufren un 55% de aumento respecto año 2014. Esto se debe al aumento de ciber-ataques dirigidos contra sistemas de Punto de Venta (terminales de pago).

En cuanto al sector financiero la cosa ha ido mejor, ya que se ha mantenido más o menos estable el número de brechas de seguridad, en comparación con el ejercicio anterior.
Compartir.

Sobre el Autor

Alejandro es técnico micro-informático, experto en seguridad de las TIC y apasionado de la tecnología. Colabora habitualmente en diferentes publicaciones de seguridad, software y análisis de hardware entusiasta.

Dejar una Respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR