Como proteger tu navegador en 5 pasos

Como proteger tu navegador en 5 pasos

No importa el navegador que utilices a diario para hacer consultas o compras en Internet. Tanto si es Opera como si es Firefox, Edge o Chrome, todos ellos pueden tener fallos de seguridad y abrir la puerta a los ciberdelincuentes.

Normalmente no nos preocupamos mucho de elegir el navegador de internet en cuanto a su grado de seguridad, sino que tenemos en cuenta otros parámetros como lo bonito de su interfaz, su personalización, velocidad , etcétera.

Todo eso está muy bien, pero estamos olvidando entonces que un navegador puede ser tan malicioso como la más maliciosa de las aplicaciones, en caso de que alguien consiga modificar su comportamiento o configuración. Y nunca desconfiamos de nuestro navegador. Al fin y al cabo… es «nuestro» y está instalado en «nuestro» equipo, ¿no?

5 pasos sencillos para proteger tu navegador de internet

Como hemos adelantado, los navegadores de internet son elementos muy potentes que utilizamos constantemente para enviar y recibir información. Pero no  están exentos de riesgos, así que debemos tomar una serie de precauciones -muy sencillas, como comprobarás ahora- para mantener a los ciberatacantes apartados de ellos.

1. El navegador, siempre actualizado

Recomendamos utilizar siempre una versión reciente del navegador para mantener un nivel de seguridad óptimo. Las versiones nuevas contienen parches para corregir vulnerabilidades y, de no aplicarlas, estaremos dejando nuestro software abierto a ciertos patrones de ataque en el futuro.

No siempre es una opción contar con la última versión del navegador, sobre todo en ciertos entornos productivos de empresas (sobre todo por compatibilidad con apps de código propio) pero lo que no es concebible es ver todavía equipos con IE 11 o Chrome en versiones 50 (ya vamos por encima de la v70).

2. Configurar los ajustes del navegador

Pocos se adentran a mirar ahí, y los que lo hacen no miran demasiado, pero realmente hay un mundo de ajustes de seguridad y privacidad por dentro de nuestro navegador (sea cual sea) que nos permiten personalizar sus reacciones en cualquier situación.

Revisar estas áreas es una forma excelente de estar aún más protegidos, controlando, por ejemplo, el acceso al micrófono, ubicación, cámara y otros valores.

3. Limitar la instalación de plugins

Un plugin es una capa de personalización -con su propio código- que ponemos sobre nuestro navegador para aumentar sus capacidades. Por ejemplo, podría tratarse de un gestor de contraseñas o un botón para convertir páginas web a PDF.

Existen decenas de miles de plugins, con decenas de miles de propósitos y no hay problema en instalar aquellos necesarios. Sin embargo, La ciberseguridad tiene una máxima llamada «mínima superficie de exposición», que en castellano mundano quiere decir: si ya no necesitas un plugin, retíralo del navegador.

De esta forma, aunque aparezcan vulnerabilidades para esos plugins, ya no podrán afectarte porque has dejado de usarlos. Reconozcámoslo…todos tenemos algún plugin o programa que ¡no utilizamos nunca!

Instala software antivirus de calidad

El antivirus es un mal necesario para todo el mundo, ya sea particular, profesional, empresa… porque aunque en ocasiones pueda llegar a entorpecer o ralentizar ligeramente nuestro equipo, es la última barrera de defensa frente a los ciberataques. Y en ocasiones es la única!

Haciendo cosas tan cotidianas como navegar o bajar un programa, podemos estar instalando un software troyanizado o un PUP (aplicación potencialmente no deseada).

En estos casos un buen antivirus o antimalware podrá detener el código antes de que afecte al sistema, o como mínimo desinfectarlo rápidamente si llega a afectarnos. Comparativa de antivirus actualizada.

Establece alertas

La última recomendación que podrías poner en marcha es registrarte en el servicio de Google Alerts para obtener actualizaciones sobre las actividades que acontecen en tu navegador. Están disponibles en Chrome e Internet Explorer.

Autor: Alejandro Sánchez

Alejandro es técnico micro-informático, experto en seguridad de las TIC y apasionado de la tecnología. Colabora habitualmente en diferentes publicaciones de seguridad, software y análisis de hardware entusiasta.