Corea del Norte duplica el tamaño de su ciber-ejército

0

Corea del Norte ha duplicado el número de sus ciber-guerreros de élite, en los útlimos dos años, estableciendo además bases en ultramar para atacar a sus vecinos. Pierluigi Paganini lo cuenta en su blog de seguridad “Security Affairs“.

La mayoría de personas ignoran que, a lo largo y ancho del mundo, existen muchos conflictos silenciosos, normalmente no comentados siquiera en los medios. Y es que el “quinto elemento” de la guerra, como venimos avisando, es el ciberespacio. Como elemento más destacado, aunque ni de lejos el único, recordaremos el caso Stuxnet.

Uno de los espacios de conflicto más intenso es la zona de Corea, donde se enfrentan dos naciones -Corea del Norte y del Sur- con capacidades cibernéticas similares y que, recordemos, están técnicamente en guerra desde hace décadas (a pesar del armisticio).

La tensión entre las Dos Coreas es muy alta, ambos gobiernos continúan realizando grandes esfuerzos e inversión para mejorar sus capacidades de ataque y defensa ante ciber-ataques, para asegurarse la supremacía en la región.

Seúl mueve ficha

A comienzos de este año, la agencia de noticias Yonhap informaba de que el gobierno de Seúl estaba trabajando en una nueva ciber-arma que podría destinarse a combatir las instalaciones nucleares de Corea del Norte. La decisión de crear un arma asi, estuvo motivada por la intensificación de las pruebas con armas nucleares realizadas por su incómodo vecino del norte. El gobierno de Pyongyang ha estado realizando explosiones controladas desde entonces, afinando sus bombas.

Una vez la secunda fase del plan comience, el Ciber Comando podrá llevar a cabo misiones cibernéticas controladas“, afirmaba una oficial del ministerio, acerca de la posibilidad de atacar plantas nucleares de Corea del Norte.

Corea del Norte posee el mayor porcentaje de personal militar en relación a su población, con unos 40 soldados por cada 1000 civiles, algo que lastra sus presupuestos. Un desertor de sus unidades, declaró el pasado año que Corea del Norte ha estado incrementando su potencial para ciber-ataques, llegando a la cifra de 3000 reclutados, entre los que son mayoría los jóvenes con proyección en el mundo del hacking.

Pero nuevas revelaciones sobre el poder cibernético de su vecino tienen preocupada a Corea del Sur, ya que desde entonces se estima que el gobierno de Pyonyang ha vuelto a duplicar los integrantes de estas unidades, llegando a casi 6000 hackers  entre sus filas. Además, estarían desplazándolos por varias regiones para comenzar de forma inminente ataques a infraestructuras de enemigos del régimen.

La agencia Yonhap (de la zona sur) reveló que, las ciber-unidades de Corea del Norte, estuvieron envueltas en una serie de ciber-ataques lanzados contra vecinos de la región, como China. El ciber-ejército de Corea del Norte alcanzó varias veces la infraestructura de Corea del Sur: bancos, organismos militares, medios y cadenas de televisión fueron alcanzados por estos peligrosos ataques.

Disrupción y robo de propiedad

Recientemente, los expertos de McAfee Labs han revelado que los hackers responsables de los recientes ataques contra Corea del Sur, son profesionales que diseñan código malicioso, no sólo para entorpecer el desarrollo en el país, sino para robar secretos militares e industriales de Corea del Sur y Estados Unidos. Los analistas de malware en la región han determinado que el malware utilizado durante los ataques tenía como objetivorobar y filtrar información secreta, sobre los movimientos de las fuerzas conjuntas aliadas en Corea del Sur.

Operación Troy

Además, recientemente, los expertos de McAfee han publicado un informe en el que se hace referencia a un poderoso ataque, patrocinado por el estado de Corea del Norte y llevado a cabo en 2009, donde según parece, los hackers usaron el mismo código fuente icnluído en una web social de Corea del Sur.

Corea del Sur culpó a su vecino del Norte y, según parece, existirían pruebas de su autoría. Por ejemplo, la contraseña utilizada para desencriptar archivos contenía el número 38, en referencia probable al “paralelo 38“, que separa las dos Coreas.

Las investigaciones dieron comienzo después de los ataques del 20 de Marzo, en lo que se conoce como el “Incidente Oscuro de Seúl”. Ese día, decenas de miles de discos duros, pertenecientes a las televisiones y bancos de Corea del Sur, fueron súbitamente borrados.

Como de costumbre, la zona norte de la región ha declinado cualquier responsabilidad en los hechos, acusando a su vecino de fabricarlos para aumentar la tensión en la zona.

Compartir.

Sobre el Autor

Alejandro es técnico micro-informático, experto en seguridad de las TIC y apasionado de la tecnología. Colabora habitualmente en diferentes publicaciones de seguridad, software y análisis de hardware entusiasta.

Dejar una Respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR