Cuando el streaming se convierte en una mala idea

0

Los cinéfilos entusiastas suelen anticipar el lanzamiento de franquicias importantes de películas que están a punto de estrenarse. Normalmente esto tiene mayor relevancia en los meses de verano, cuando hordas de nuevas películas llegan en cascada para nuestro deleite. 

Como ya sabemos, ir a una sala de cine actualmente puede salir caro. Buscando alternativas -teniendo en cuenta que aún no está disponible en DVD- es posible que nos sintamos tentados a ver la película en “streaming” online. Pero este método puede ser peligroso.

No somos los únicos interesados en los nuevos lanzamientos de películas; los scammers (timadores) también realizan un seguimiento de las mismas. Como saben que la cultura de lo “gratis” funciona, muchos se plantean la conveniencia de crear su propio sitio web para ofrecer streaming, afirmando normalmente que disponen de la película días antes incluso del estreno.

¿Donde está el negocio?

Los scammers lo que buscan es que el usuario acabe descargando reproductores de vídeo o que se registren en sitios web de streaming a través de “enlaces afiliados” a ellos. Se benefician de sitios de medios sociales como Facebook, Youtube o Google+ para encontrar a esos usuarios y redirigirlos hasta páginas de streaming alojadas en servicios de blogging.

Tumblr es el sitio web más usado por los scammers junto con Blogspot. Como la mayoría de las páginas dedicadas a streaming emplean urls cortas, los laboratorios Trend Micro han sido capaces de contabilizar las vísitas por película recibidas. En su blog, exponen como las más: vistas Man of Steel, Fast and the Furious 6 o Iron Man 3.

A través de expresiones como “Descarga la película gratis“, los defraudadores guían a los usuarios hasta falsos sitios web de streaming, que emplean la optimización de motores de búsqueda black hat. Las palabras más comúnes son “ver”, “online” y “gratis” y otra llamada “putlocker” (referente a un servicio de hosting británico). EEUU es el país que más tráfico aporta hacia estos servidores, pero cualquier otro país está igualmente afectado.

Demasiado bueno para ser verdad

Una expresión muy apropiada en este caso. No se ha comprobado siquiera que existan sitios web legales que ofrezcan streaming o descarga de películas. En estos casos lo ideal sería suscribirse a sitios confiables que ofrezcan estos servicios, en lugar de hacer click sobre enlaces sospechosos. 

Como siempre, invertir en un buen antivirus es obligatorio, nos podrá salvar en más de una ocasión en que nos “despistemos”. 

Compartir.

Sobre el Autor

Alejandro es técnico micro-informático, experto en seguridad de las TIC y apasionado de la tecnología. Colabora habitualmente en diferentes publicaciones de seguridad, software y análisis de hardware entusiasta.

Dejar una Respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR