El Mi5 quiere acceso a datos cifrados de cifrado end to end

El MI5 quiere acceso a mensajes cifrados del usuario

El MI5 está presionando a las diferentes firmas de tecnología que operan en suelo anglosajón para que ofrezcan a las autoridades los mensajes cifrados de sus usuarios si estos son solicitados mediante una orden judicial.

El organismo conocido como MI5 (lo conocerás de las películas de James Bond) es el equivalente al americano NSA o Agencia de Seguridad Nacional. Opera en todo el territorio de este país y gestiona tareas de inteligencia.

El MI5 quiere acceso a mensajes cifrados del usuario

El cifrado punto a punto es ya una realidad o está a punto de serlo en el 100% de aplicaciones de mensajería que existen en todo el mundo. Las empresas que diseñan estas apps saben que deben ofrecer alta seguridad a los usuarios aunque entre estos usuarios suele haber algunos delincuentes.

Antes del cifrado punto a punto (end-to-end) las autoridades policiales y estatales tenían acceso a las tecnologías existentes, algo que ya reveló el prófugo Edward Snowden.  Ahora, acceder a los mensajes privados de usuarios y potenciales delincuentes resulta imposible o, como poco, muy complejo.

Durante una entrevista en ITV, Andrew Parker (director del MI5) afirmó que deseaba algún tipo de backdoor o tecnología equivalente que permitiera a las autoridades leer mensajes, cuando hubiera detrás una orden judicial:

¿Podríais proporcionar cifrado punto a punto pero de una forma excepcional? Es decir, cuando exista una orden legal y un caso contra una persona que pueda causar un daño irreparable, darnos acceso.

Aunque no ha nombrado a ninguna empresa, algunas de las firmas importantes del sector -WhatsApp, Facebook, Signal o Telegram- poseen algún tipo de cifrado punto a punto, con diferentes capacidades y grado de efectividad.

Varios gobiernos han estado intentando crackear esta tecnología (entre ellos Rusia) con poco éxito hasta ahora.

Hace años se fundó una organización conocida como los 5 ojos, que incluía autoridades de EEUU, Australia, Reino Unido, Canadá y Nueva Zelanda, aunque no se han reportado progresos significativos de esta colaboración.

¿Cuál es tu opinión? ¿Debemos todos los usuarios sacrificar nuestra privacidad en pos de la seguridad global? ¿Quién decidirá qué supone un peligro potencial para la seguridad?

Autor: Alejandro Sánchez

Alejandro es técnico micro-informático, experto en seguridad de las TIC y apasionado de la tecnología. Colabora habitualmente en diferentes publicaciones de seguridad, software y análisis de hardware entusiasta.