El Senado de EEUU modifica la ley para seguir realizando escuchas telefónicas

0

Pocos días  han pasado tras el revuelo montado por las escuchas realizadas a diversos líderes de la ONU. Recientemente, el senador americano Patrick Leahy y el congresista Jim Sensenbrenner han propuesto introducir algunas modificaciones en la “red de arrastre” de escuchas telefónicas de la NSA. Ha sido mediante la creación de un proyecto de ley que ha sido aprobado por el Comité de Inteligencia del Senado y que recibe el nombre de FISA Improvements Act.

El Senado de EEUU estudia un proyecto de ley que ampliará la supervisión sobre la NSA y sus procedimientos

La ley tiene como propósito mejorar la “protección de la privacidad y la transparencia pública de la NSA (National Security Agency) mediante algunas modificaciones en su sistema de escuchas telefónicas, mientras se preserva la efectividad operacional y la flexibilidad de este vital programa de seguridad nacional“.

El registro de llamadas del programa de la NSA es legal y está sujeto a un extenso control por parte del congreso y la judicatura, y creo que contribuye a nuestra seguridad nacional“, comentaba la Presidenta del Comité y Senadora Dianne Feinstein. “Pero aún se puede hacer más para mejorar la transparencia del proyecto y conseguir un mayor respaldo público a operaciones relacionadas con la privacidad“.

La ley dejaría tal cual está el grueso actual de las comunicaciones ya interceptadas y grabadas, pero prohibiría la recopilación “al por mayor” de nuevo contenido. Además, instaura la “necesidad de publicar un informe anual que refleje el total de peticiones de metadatos telefónicos ejecutadas por la NSA, además de la cantidad de veces que estas han derivado en investigaciones que impliquen al FBI o deriven en causa judicial“. Además, para el FISC (Foreign Intelligence Surveillance Court) se limita el número de agentes que pueden autorizar o requerir este tipo de escuchas en países extranjeros.

Para poder revisar cualquiera de las comunicaciones obtenidas y contempladas en el US PATRIOT Act, los agentes deben tener “sospechas razonables y articulables” de que el sospechoso/s está relacionado con una red terrorista internacional y deberá permitir, de hecho, que sea el FISC quien decida si estos motivos son suficientes.

La legislación también impondrá algunos límites. Por ejemplo, el FISC limitará el número de “saltos” que un analista puede realizar cuando está recopilando comunicaciones a gran escala (pero no se sabe cuanto), además se impone un límite de 5 años, pasado el cual la comunicaciones no podrán permanecer en manos de ningún organismo de supervisión. 

En lo referente a las protecciones que ofrecería la Ley, el Senado tendrá que confirmar al director de la NSA y su inspector general, y toda violación de la ley deberá ser oportunamente reportada al Congreso. El FISC también tendrá que crear un grupo de expertos que tendrán el cometido de “proporcionar perspectivas independientes y asistir a los magistrados cuando se deban estudiar problemas referentes a la interpretación que se pueda hacer de la ley”

Como véis son interesantes noticias, mucha gente sentirá cierto alivio por esta rectificación. Por el momento, la fecha estimada para la discusión y votación de la Ley en el senado no ha sido establecida.

Compartir.

Sobre el Autor

Alejandro es técnico micro-informático, experto en seguridad de las TIC y apasionado de la tecnología. Colabora habitualmente en diferentes publicaciones de seguridad, software y análisis de hardware entusiasta.

Dejar una Respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR