El gobierno de EEUU utilizó aviones para extraer datos de teléfonos móviles privados

0

Espionaje en EEUU

El debate está servido. El WSJ ha revelado que las autoridades de EEUU, en coordinación con el Departamento de Justicia, han estado utilizando aviones para recopilar datos de los móviles de los ciudadanos americanos. 

Un paso más en el seguimiento en EEUU

Desvelamos un nuevo programa oculto de seguimiento por parte del gobierno americano a sus ciudadanos. Según informaciones publicadas por diversas agencias de medios locales, el gobierno está usando falsas torres de telefonía, instaladas en sus aeroplanos, para escanear los teléfonos de cientos de miles de móviles y extrar datos “de interés”.

Un ataque tan simple como efectivo: las señales de las torres están siendo usadas para engañar a los aparatos, haciendo que se conecten automáticamente a ellas. No es una técnica nueva, pues ya desvelamos este sistema denominado StingRay hace tiempo, de entre el arsenal que la NSA maneja para realizar seguimientos. Solo que ahora, ya ni siquiera parece necesaria la prescripción judicial.

Las cajas utilizadas en este programa permiten a los aeroplanos situarse como la “torre de telefonía” más cercana, motivo por el cual los teléfonos se conectan a ellas debido a su proximidad y eficiencia de señal. De este modo, las autoridades extraen información sobre ubicación e identidad, incluso aunque la falsa “torre de telefonía” no esté más cerca que la torre original“, informan desde Business Insider.

Según The Wall Street Journal, esta técnica fué adoptada hace años por el Departamento de Justicia americano, para así recoger datos necesarios para completar investigaciones en curso.

Una medida antipática

Los expertos en privacidad y seguridad ya han dejado claro que están en contra de esta “amplísima extracción de datos sin sentido”, porque afecta a todo el mundo en EEUU.

Imágenes tomadas desde una falsa torre de telefonía instalada en un avión

El programa empezó oficialmente en 2007, y la Policía estadounidense -los Marshalls- han estado usando diferentes aviones equipados con estas torres de telefonía, también llamadas “Dirtboxes” (cajas sucias) para espiar en todo el territorio americano.

En un solo vuelo, uno de estos aviones es capaz de recoger datos de ubicación y datos personales correspondientes a decenas de miles de teléfonos móviles.

El caso está haciendo ya mucho ruido en Estados Unidos, un país maltratado últimamente por el férreo control que las autoridades ejercen sobre las comunicaciones. De momento, el Department of Justice no se ha pronunciado al respecto (deben estar planeando “como” contarselo al contribuyente).

Compartir.

Sobre el Autor

Alejandro es técnico micro-informático, experto en seguridad de las TIC y apasionado de la tecnología. Colabora habitualmente en diferentes publicaciones de seguridad, software y análisis de hardware entusiasta.

Dejar una Respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR