“Hackeando” un coche mediante un aparato del tamaño de un iPhone que cuesta 20 €

0

Este tipo de historias nos traen a la mente viejos recuerdos del cineEn la era de los dispositivos inteligentes, tenemos smartphones, Smart TVs, Neveras inteligentes e incluso ¡coches inteligentes! Hemos acomodado ampliamente nuestras vidas en torno a estos dispositivos, y el fenómeno continuará creciendo y evolucionando con el tiempo.

Pero también deberíamos imaginar que pasaría si un atacante desea vengarse de nosotros o hacer daño a alguien. Ahora también pueden “hackear” nuestro automóvil. Si el ataque tiene éxito, esto podría suponer infinidad de desperfectos e incluso un golpe.

Do desarrolladores españoles –Javier Vázquez Vidal y Alberto García Illera, han desarrollado un gadget o utensilio llamado CAN Hacking Tools (CHT), un diminuto dispositivo, más pequeño que nuestro smartphone, que es suficientemente potente para alterar el funcionamiento de un coche.

El Kit cuesta menos de 20 €, pero es capaz, sobradamente, de facilitar el control total de nuestro coche a un atacante que opere bajo Windows, incluyendo los frenos y volante del mismo.

El dispositivo utiliza los puertos Controller Area Network (CAN) que incluyen los vehículos para su comprobación mediante diagnóstico, y extraen energía del sistema eléctrico del coche. Inyectando un código malicioso sobre los puertos CAN, los atacantes pueden enviar comandos mediante Wireless desde un ordenador remoto. Una vez que los hackers se apropian de esta “red”, pueden controlar luces, cierres, giro e incluso los frenos.

Cada vez se asemeja más a una película de Hollywood ¿Verdad?

Puede llevar 5 minutos, o menos su instalación“, afirma Vazquez Vidal, en su entrevista a Forbes. Añade además que “podríamos esperar un minuto o un año, y entonces lanzar el dispositivo para que opere como tengamos planeado“.

Hackeando un vehículo mediante el CHT diseñado por expertos españoles

Ya han probado el CHT en 4 vehículos diferentes, consiguiendo realizar diversas acciones, como aplicar los frenos de emergencia mientras el coche estaba en movimiento, algo que podría causar un detenimiento inmediato del tráfico, además del apagado de luces, apagado de alarmas y control efectivo de la dirección.

Hasta ahora, este dispositivo solo es capaz de comunicarse mediante Bluetooth, que está limitado en alcance, pero pronto lo actualizarán a una versión de radio GSM móvil, que podría hacer que este pequeño CHT controle un coche a kilómetros de distancia.

Todos los ingredientes son herramientas autonómas, por lo que incluso si el dispositivo fuera descubierto, no proporcionaría necesariamente pistas sobre quién lo desplegó“, afirma uno de los creadores. “Un coche es una mini-red, y actualmente no poseen seguridad implementada“, afirma su compañero.
Compartir.

Sobre el Autor

Alejandro es técnico micro-informático, experto en seguridad de las TIC y apasionado de la tecnología. Colabora habitualmente en diferentes publicaciones de seguridad, software y análisis de hardware entusiasta.

Dejar una Respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR