Cuidado con el vídeo del hombre devorado por un tiburón

0

Este artículo va dedicado a todos, pero en especial a aquellos que os habéis iniciado relativamente tarde en el mundo del “social media” o que desconocéis los peligros potenciales de redes como Facebook.

Muchos usuarios inocentes han sido cazados en la última semana por un scam que se extiende rápidamente en la red social Facebook. Se trata de un enlace a un vídeo donde supuestamente se ve como un hombre es engullido por un tiburón. 

Han aparecido mensajes en dicha página, compartidos por cuentas de usuarios de Facebook que ya han sido cogidos por el engaño (han hecho click sobre el enlace), creyendo que verían una auténtica escena “gore” de la lucha mantenida entre ambas especies.

Un ejemplo de mensaje común:

Hombre engullido por un tiburón en "Facebook"

Entonces, si véis entradas como estas en vuestro muro de Facebook quizá os preguntéis que puede pasar ¿correcto?

Lo primero que sucederá es que nuestro navegador será redirigido a una web de terceros que intenta (sin mucho éxito si nos fijamos bien) mantener la idea de que aún estamos nevagando en la red social.

La parte central de la página web es una previsualización del vídeo que atrajo nuestra atención al principio, junto con los comentarios relativos al mismo, efectuados por otros usuarios.

Página web que simula seguir siendo Facebook

Hacer click sobre el botón “reproducir”, sin embargo, no resulta en la inmediata reproducción del video. En lugar de eso, se nos urge a compartir el vídeo con otros usuarios de Facebook antes de poder visualizarlo.

Antes de poder verlo, se nos pide compartirlo. Curioso ¿no?

Como norma general, los usuarios de Facebook nunca debemos compartir contenido con nuestros amigos o familiares sin contar antes con su consentimiento o saber si les interesa. No es dejéis engañar con la promesa de un vídeo impactante o sexy, ya que estaréis haciendo el trabajo a los scammers.

Recordad siempre que lo que buscan es una rápida y gran difusión del mensaje, de ahí que antes de poder verlo “sugieran” (obliguen, de hecho) a compartirlo. En ocasiones no se tratará de compartir el contenido en sí, podría ser que se nos pida amablemente completar una encuesta online, etc. Rechazad siempre este tipo de argucias.

 

Una de las miles encuestas que nos pueden solicitar en Internet, en este caso relacionada con el vídeo del tiburón

Dichas encuestas online consiguen dinero fácil para los delincuentes mediante afiliaciones, a veces incluso nos vaciarán el bolsillo si introducimos nuestro teléfono móvil en el sitio incorrecto, mediante servicios de tarificación premium.

Compartir.

Sobre el Autor

Alejandro es técnico micro-informático, experto en seguridad de las TIC y apasionado de la tecnología. Colabora habitualmente en diferentes publicaciones de seguridad, software y análisis de hardware entusiasta.

Dejar una Respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR