La policía de San Francisco veta el reconocimiento facial en investigaciones criminalísticas

Las autoridades locales del gobierno de San Francisco, en Estados Unidos, han decidido vetar y no aprovechar la ventaja que puede suponer una tecnología puntera como el reconocimiento facial, para apoyar sus investigaciones y causas con ella.

La policía de San Francisco veta el reconocimiento facial en investigaciones criminalísticas

¿El motivo? Posible ineficacia. Se desconfía de la exactitud con la que trabaja esta tecnología a día de hoy. La junta de gobierno local ha votado 8 a 1 a favor de suspender este medio y no será tenido en cuenta en causas oficialmente.

El reconocimiento facial no es fiable todavía

Aunque todos imaginemos una estampa similar a «Minority Report» y películas similares en un futuro cercano, ese futuro no es hoy, y eso parecen haber entendido en San Francisco.

La medida pasaría por ser una prevención cara a futuro, ya que a día de hoy ni el departamento de policía local ni la oficina del Sheriff emplean esta tecnología, aunque sí estuvieron el año pasado haciendo pruebas para verificar su eficacia.

La prohibición, sin embargo, no afecta a agencias estatales como las autoridades aeroportuarias, así como individuos o negocios privados, que seguirán usando estas en aparatos como los iPhone.

El veto fue propuesto por el supervisor Aaron Peskin, junto con otros miembros de la junta, que además pidieron que si en el futuro los gestores municipales deciden usarla, hagan públicos los motivos.

Creo que dado que San Francisco es percibida como la ciudad tecnológicamente más avanzada en estos aspectos, esto nos exige dar muestra de responsabilidad en legislación.

Un segundo voto será propuesto la semana que viene para oficializar el veto de esta tecnología.

Mientras, los defensores de este mecanismo argumentan que el reconocimiento facial es vital para combatir el crimen, los defensores del veto no la ven madura en su etapa actual y afirman que podrían conculcarse derechos civiles.

Con este voto, San Francisco ha declarado que la tecnología de reconocimiento facial es incompatible con una democracia sana y que los residentes merecen tener voz en las decisiones sobre las tecnologías de seguimiento avanzadas.

¿Estáis de acuerdo con esta medida? 

Autor: Alejandro Sánchez

Alejandro es técnico micro-informático, experto en seguridad de las TIC y apasionado de la tecnología. Colabora habitualmente en diferentes publicaciones de seguridad, software y análisis de hardware entusiasta.