Parece que Google manipula los resultados de búsqueda más de lo esperado

Hasta qué punto manipula Google sus resultados de búsqueda

Desde hace dos semanas está en curso una investigación contra Google por sus prácticas en lo que se denomina Google Search, su motor de búsqueda. Sin embargo recientes informaciones añadirían más leña a ese fuego.

Porque parece que (y esto seguro que más de uno ya lo pensaba) el gigantede la información «retoca» los resultados de su motor de búsqueda -el más popular del mundo- para favorecer a las empresas más grandes (pagan más) frente a las más pequeñas, entre otros «tweaks» que se traen entre manos.

¿Hasta qué punto manipula Google sus resultados de búsqueda?

La investigación publicada por The Wall Street Journal está basada en más de 100 entrevistas, además de que teóricamente miembros del periódico han realizado investigaciones propias.

Estos nuevos titulares dan más munición a los críticos que cuentan cómo Google favorece que se cuelen determinadas tendencias políticas, favoreciéndolas, además de ofrecer un mejor posicionamiento a empresas poderosas, frente a aquellas que son menos fuertes.

Entre los hallazgos, incluso si afirman que «no utilizamos curación (selección) humana para recopilar o colocar los resultados en una página.» el periódico acusa a la empresa de hacer justamente eso. 

Parece según estas informaciones que Google estaría sucumbiendo a grupos de presión: gobiernos, negocios, lobbys, etcétera. Afirman que en al menos una ocasión han alterado los resultados para favorecer a eBay, un negocio íntimamente ligado a los intereses de Google sobre anuncios (ads).

Otros hallazgos presentados contra Google

Para finalizar la relación de «travesuras» (que podrían llegar a convertirse en delitos) supuestamente cometidas por Google, podemos citar:

Los resultados de autocompletar de Google a veces son «sanitizados» de forma exclusiva, no siendo práctica en la competencia.

Los ingenieros de la empresa en ciertas ocasiones hacen cambios en información de búsqueda que es enviada a los paneles de Google knowledge. Allí los ingenieros no tienen tantas ataduras a la hora de actuar según los compromisos establecidos en las políticas.

Los fundadores de la empresa (Larry Page y Sergey Brin) han chocado en ocasiones sobre la gestión de contenido relacionado con odio y como combatir el spam. En una ocasión Brin, hijo de padres judíos, decidió permitir la indexación de contenido antisemita en los resultados de búsqueda, mientras Page comentó con un ejecutivo de Google que Brin iba a arruinar a la empresa por hacer semejante cosa.

La respuesta de Google al artículo original la citamos aquí en parte:

Este artículo contiene un número de anécdotas viejas o incompletas, muchas de las cuales dan una imagen sesgada de nuestra visión y construcción de Search. Nos tomamos de forma muy responsable la inclusión de cambios, incluyendo una rigurosa evaluación antes de su publicación, algo que comenzamos a hacer hace una década.

Está por verse hasta qué punto estas nuevas suspicacias y acusaciones contra Google tienen fundamento, pero la sola sospecha ya ha levantado bastante revuelo, en una era donde parece que disfrutar de privacidad es una utopía.

Autor: Alejandro Sánchez

Alejandro es técnico micro-informático, experto en seguridad de las TIC y apasionado de la tecnología. Colabora habitualmente en diferentes publicaciones de seguridad, software y análisis de hardware entusiasta.