Una ley americana permite a los colegios pedir a los escolares sus contraseñas de Facebook

0

La polémica lleva unos días circulando por el estado americano de Illinois: llevada a cabo para frenar el ciberbullying o acoso escolar, una nueva ley del estado permite a los colegios pedir a los escolares sus contraseñas de Facebook.

Redes sociales populares como Facebook en peligro

Técnicamente no parece acertado pues no se tiene en cuenta si las publicaciones se hacen dentro o fuera del colegio. La ley entró en vigor el 1 de Enero de 2015 y está diseñada para combatir el ciberbullying, pero permite indirectamente al colegio espiar en la vida privada de sus estudiantes.

No siempre sirve un buen propósito

No dudamos que la nueva ley del estado de Illinois tenga un buen propósito en mente. Sin embargo, parece que se han pasado de frenada, lesionando los derechos de muchos usuarios para proteger a otros.

KTVI News informó de que la ley ya estaba haciendo sentir desconfianza a muchos de los padres de los pequeños.

De hecho, hace pocas semanas los padres de los niños comenzaron a recibir cartas informativas de las autoridades en las que se informaba que el hecho formaba parte de la protección de los niños para cumplir la disciplina escolar:

Las autoridades podrían requerir a un estudiante o tutor/padre la contraseña u otra información de cuenta relativa a cualquier medio social si las autoridades tienen un motivo razonable para creer que dicho perfil contiene alguna prueba de que el estudiante ha violado la disciplina escolar o cualquier normativa.

Podríamos imaginar por tanto que esta estipulación solo hace referencia al uso que hacen los escolares de los equipos informáticos del centro en cuestión. Pero lo cierto es que el centro podría reclamar cualquier información de inicio de sesión sin importar el momento en que se haya realizado una publicación.

¿Quién decide si la causa es razonable?espionaje

Ese es el problema de fondo, como ocurre con este tipo de mecanismos de control. Leigh Lewis, superintendente de la comunidad escolar del Distrito 2, afirmó a los medios que si alguien se negaba a cooperar tendrían problemas. No hablamos de detenciones, pero sí cargos delictivos.

Los padres estarán preguntándose, con toda razón, cuanta información personal de sus hijos y de ellos mismos no estarán perdiendo por el camino, mientas las autoridades “cumplen con su deber”.

Como uno de los padres, Sarah Bozarth comentaba en una entrevista a la KTVI: “Para mí una cosa es ceder cierta información de la cuenta social de mi hijo para que las autoridades comprueben algunos datos (…) pero ota es ceder toda tu información personal de cuentas, y eso no es aceptable“.

El Consejo de Formación de Illinois ha sido contactado para aclarar este asunto pero aún no hemos tenido respuesta. Lo que es cierto es que redes sociales como Facebook tienen ahora ojos puestos en ellas.

¿Qué ocurre si, llevando a cabo una búsqueda, la escuela descubre que un estudiante está envuelto en, digamos,  actividades criminales o acoso sexual? ¿Y qué ocurriría si se descubre que el estudiante padece un problema médico particular? ¿Protegerán esta información como es debido?

Compartir.

Sobre el Autor

Alejandro es técnico micro-informático, experto en seguridad de las TIC y apasionado de la tecnología. Colabora habitualmente en diferentes publicaciones de seguridad, software y análisis de hardware entusiasta.

Dejar una Respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR