¿Qué son los virus informáticos?

0

Mitos y realidades sobre virus informáticos.

Nociones sobre virus informáticos

La terminología informática puede resultar confusa en ocasiones, ya sea porque se usan palabras en inglés que, directamente no se traducen o se “españolizan” y, en otras porque todo el mundo parece saber de lo que habla y a lo que se refiere cada uno de esos términos.

Pero, ¿conocemos la diferencia entre un virus “informático” y un troyano o un gusano? ¿Qué significa malware, spyware, phishing, etc.?

Veamos en primer lugar qué es un virus ya que suele ser la palabra más usada para englobar a todos los programas que pueden afectar a la seguridad de nuestro ordenador.
Un virus es un programa informático, un software que se instala en el sistema operativo y que no es necesario “abrir” para que se ponga en marcha ya que es auto-ejecutable. Este tipo de software malicioso se utiliza para hacerse con el control de la máquina que ha sido “infectada” y, además de autoejecutarse puede reproducirse y extenderse por todas las aplicaciones.

Al igual que los virus biológicos, los informáticos se pueden contagiar de un ordenador a otro, y su medio de transporte es a través de archivos o programas descargados desde Internet o que se han instalado en otros almacenamientos como, CD, pendrives o disco duros externos.

La peligrosidad de estos virus es variable, siguiendo con la analogía de los virus que atacan a humanos o animales, y depende de si sus consecuencias se traducen en sólo unas pequeñas molestias (como la pérdida de velocidad en el ordenador) o efectos tan desastrosos que pueden, incluso, acabar con la vida de la máquina.

Sin embargo hay que recalcar que un virus jamás afectará directamente al hardware del ordenador. Si una pantalla, una impresora o un ratón dejan de funcionar lo que se estará afectado es el software que lo controla, nunca el objeto en sí.

Eso significa que el hardware es recuperable si se le vuelve a instalar un software “sano” no infectado.

Es muy común, precisamente por la falta de conocimientos sobre todos los tipos de infecciones a las que están expuestos los ordenadores, que achaquemos cualquier problema con un virus. Aunque muchas veces puede ser así, en otras ocasiones es debido a otros problemas que nada tienen que ver con una infección.

La principal diferencia —y ventaja— de los virus informáticos con los biológicos es que los primeros pueden prevenirse mucho mejor gracias a los programas anti-virus, de ahí la importancia de contar con un software que proteja nuestros ordenadores ante la posibilidad e infectarse por un virus o cualquier otro tipo de malware.

Y, como sucede con los medicamentos, habrá que encontrar el que mejor se adapte a nuestro organismo y el que menos efectos secundarios tenga para nuestro equipo.

Si queréis estar al día respecto de las nuevas amenazas que aparecen en la red, no olvidéis visitar Noticias.

Compartir.

Sobre el Autor

Alejandro es técnico micro-informático, experto en seguridad de las TIC y apasionado de la tecnología. Colabora habitualmente en diferentes publicaciones de seguridad, software y análisis de hardware entusiasta.

Dejar una Respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR