GUIA DE OPTIMIZACIÓN DE WINDOWS 7 – III

0

Bienvenidos a la tercera parte de nuestra guia de optimización para Windows 7. Con ésta entrega damos por concluído el manual y esperamos que este pequeño aporte os haya sido de ayuda.

13. LIMPIAR Y REPARAR EL REGISTRO DE WINDOWS

El registro de Windows es la espina dorsal de éste, cada nueva instalación dejará su respectivo rastro en él obligatoriamente. Sin embargo al desinstalar programas o modificarlos también nos dejará restos de ellos. Esto se debe a que no todos los desinstaladores son capaces de eliminar el 100% de las entradas. Lo ideal para esto es escanear el sistema con utilidades como CCLEANER O REGCLEANER. También, como comentamos al principio de la guía, es una magnífica opción una suite de mantenimiento como TUNEUP Utilities 2012.
Estas utilidades nos permitirán en un solo click analizar y reparar el registro de Windows para ganar espacio, reducir problemas y aumentar el rendimiento general. Para conseguirlas podéis hacer click en las imágenes o copiar y pegar las urls en el navegador.

Descargar Regcleaner

http://download.cnet.com/TweakNow-RegCleaner-2012/3000-18512_4-10262639.html

Descargar Ccleaner

http://download.cnet.com/CCleaner/3000-18512_4-10315544.html?

Descargar TuneUp Utilities 2013

Si prefieres descubrir todos los productos que ofrecemos, ve hasta ACELERAR EL PC

14. OPTIMIZAR EL FUNCIONAMIENTO DEL DISCO DURO

Podemos sacar un poco más de rendimiento a nuestro disco siguiendo la siguiente recomendación.

– Hacemos click en Inicio, nos situamos en la barra de búsqueda y escribimos lo siguiente: “administrador de dispositivos”. Finalizamos presionando ENTER 

Buscamos el Administrador de dispositivos

– Cuando aparezca el Administrador de Dispositivos debemos dirigirnos a “Unidades de Disco” y después hacer doble click en nuestro disco duro. 

Abrimos las propiedades de disco

Aparecerá la ventana de Propiedades, hacemos click sobre “Directivas” y activamos la casilla “Habilitar caché de escritura en Disco”. Pulsamos Aceptar y habremos terminado.

NOTA: No todos los discos soportan esta función, es posible que recibáis un aviso de error, en tal caso no será posible continuar.

15. CAMBIAR LA CONFIGURACIÓN DE ENERGÍA

Este paso resulta especialmente útil en sistemas muy restrictivos con los perfiles de energía, como los portátiles. Por defecto Windows aplicará un perfil intermedio entre ahorro y rendimiento. Para modificarlo haremos lo siguiente:

– Pulsamos Inicio > Panel de Control > Opciones de Energía 

Plan de energía Alto Rendimiento

Escogemos, en nuestro caso, “Alto rendimiento”. Otra opción es pulsar sobre “Cambiar la configuración de plan” lo que nos permitirá controlar todos los detalles. 

Configurando el plan de energíaSi todavía queremos modificar más parámetros bastará con pulsar “Cambiar la configuración avanzada de energía”. Obtendremos esta pantalla. 

Configuración adicional del plan de energía

16. DESACTIVAR SERVICIOS INNECESARIOS EN WINDOWS

El sistema operativo trae por defecto activados multitud de servicios para garantizar la mejor experiencia de uso y compatibilidad. Esto no quiere decir, sin embargo, que no podamos ajustarlo un poco a nuestras necesidades.
Para acceder a la pestaña de servicios del sistema haremos lo siguiente:

Pulsamos Inicio y escribimos en la barra de búsqueda “services.msc”, aplicamos con ENTER 

Abrimos la ventana de servicios del sistema

Aparecerá la ventana correspondiente, donde podremos ver una descripción de cada servicio y escoger cuales queremos desactivar o activar.

Servicios tales como:

– Cola de Impresión (si no usamos impresora)
– Updaters de programas tales como Flash Player, Photoshop, etc.
– Cliente DHCP (si nuestro equipo emplea una IP Fija)
– Copias de Seguridad (si no lo empleamos)
– Configuración de Escritorio Remoto (si no lo empleamos)
– Fax
– Firewall de Windows (si ya tenemos uno de otra marca)
– Propagación de certificados (si no lo empleamos)
– Registro Remoto – habilita usuarios remotos para que puedan modificar nuestro registro de sistema. Es casi obligado desactivarlo por seguridad.
– Servicio biométrico de Windows
– Servicio de Cifrado de unidad Bitlocker (podemos desactivarlo si no vamos a cifrar la unidad)

Estos son los ejemplos más corrientes, a los que se podría añadir otros referentes a aplicaciones concretas de terceros. Tomaros vuestro tiempo para realizar esta operación y, si no estáis muy seguros, apuntad todo aquello que modifiquéis.

17. REDUCIR EL NÚMERO DE PROGRAMAS QUE INICIAN CON WINDOWS

Este consejo tiene un fuerte impacto en la cantidad de tiempo que Windows necesitará para arrancar. Hay que tener en cuenta que cada programa que añadimos a nuestro sistema operativo se va a reflejar en 2 partes: primero va a escribir la información en el registro; después va a crear probablemente servicios adicionales para autoejecutarse con el sistema, incluso aunque no se auto-ejecute es probable que tenga servicios auxiliares en segundo plano.
Revisaremos y modificaremos este parámetro así:

– Click en Inicio, nos situamos en la barra de búsqueda y escribimos “msconfig”. Esto nos llevará a la siguiente ventana.

Buscamos la pestaña Inicio de Windows

– Ahí escogeremos la opción sombreada en amarillo: Inicio de Windows.

– En la siguiente ventana desmarcamos los programas que no queremos que se inicien con Windows, a saber: actualizadores de navegadores, actualizadores de acrobat, utilidades de un solo uso como por ejemplo las empleadas para configurar un nuevo teclado/ratón. En general, aplicaciones que no usemos de forma frecuente.

Desmarcamos los programas innecesarios al inicio

18. DESHABILITAR LOS VOLCADOS DE MEMORIA DE WINDOWS

Los dump files o archivos de volcado de memoria de Windows sirven para guardar alguna información relevante del sistema cuando tiene lugar una interrupción inesperada del mismo o un mal funcionamiento. Por ejemplo si recibimos un pantallazo azul, esa información quedará almacenada (volcada) en un archivo con información sobre qué error se produjo, cuando y en que circunstancias.
Debemos aclarar que esto normalmente no es útil para el usuario medio, que no sabrá que hacer con esos códigos ilegibles. Si además vuestro ordenador no tiene problemas de estabilidad deberíais evitar la creación de estos archivos, que además ocupan espacio innecesario en disco. Pasos a seguir:

– Pulsamos Inicio > Panel de Control > Sistema > Configuración Avanzada del Sistema

Configuración avanzada del sistema

– En la ventana que aparece escogeremos la opción “Inicio y Recuperación” > Configuración 

Opciones avanzadas > Inicio y recuperación

– Nos situaremos en “Escribir información de depuración” y en la lista desplegable escogemos (ninguno) como muestra la imagen superior.

Con estos prácticos consejos habremos conseguido una mejora sustancial en el comportamiento de Windows 7. ¡Esperamos que os haya sido de utilidad!

Compartir.

Sobre el Autor

Alejandro es técnico micro-informático, experto en seguridad de las TIC y apasionado de la tecnología. Colabora habitualmente en diferentes publicaciones de seguridad, software y análisis de hardware entusiasta.

Dejar una Respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR