Geolocalización – peligro en las redes Sociales

0

Hasta hace poco, cuando nos preguntábamos sobre los medios a través de los cuales un virus informático podía infectar nuestros ordenadores, sólo pensábamos en los “tradicionales”: archivos adjuntos en los correos electrónicos, entrar en alguna página web “peligrosa”, casi siempre con contenido para mayores de 18 años o al descargarnos algún programa o archivo directamente desde la red.

Sin embargo, debido al auge de las redes sociales y a la gran cantidad de personas que tienen cuentas o perfiles en ellas, están en el punto de mira de los hackers como incubadoras y propagadoras de virus, gracias, precisamente a la posibilidad de interacción entre millones de usuarios.
No en vano, en marketing online, una de las estrategias de Social Media es la llamada “viralización” de contenidos, esto es, conseguir que una determinada información llegue al máximo número de personas que la comparten.

Además, las Redes Sociales permiten a los usuarios utilizar una herramienta —útil para determinadas actividades profesionales pero incompresiblemente utilizada por particulares— que, si no se usa con un propósito claro, los hackers aprovechan como una vulnerabilidad: es la llamada geolocalización.
Uno de los grandes peligros de las redes sociales y sobre el que más críticas reciben es la seguridad de sus plataformas. Aun así el número de usuarios no deja de crecer casi exponencialmente, igual que un virus.

Pero activar la geolocalización mientras estamos interactuando en estas redes es una decisión personal y es una función que se puede inhabilitar sin demasiadas complicaciones.

Con la geolocalización estamos dando información de más sobre dónde estamos y sobre la manera, horarios y programas que utilizamos. Sin que tengamos que pulsar sobre un enlace ni descargarnos ningún programa, estamos aireando datos que, aunque para nosotros no sean de especial relevancia, sí lo son para los hackers.

Yendo incluso más allá de la “realidad virtual”, al utilizar la geolocalización al actualizar nuestros perfiles en las redes sociales estamos diciéndole a los “piratas de la realidad” que, en este preciso instante no hay nadie en casa, a qué hora dejamos a los niños en el colegio, cuáles son nuestros horarios de oficina, a que bar vamos a desayunar a diario, dónde viven nuestros familiares y amistades, etc…

Estos cibercriminales pueden saber cuándo es nuestro cumpleaños, nuestros hobbies, dónde compramos, el qué y cuándo. De esta manera pueden diseñar un “phishing a la medida”, especialmente creado para pescarnos con el cebo que más nos tienta.

Los consejos para evitar no ya la infección de nuestros equipos con virus informáticos sino llegar a sufrir verdaderos robos a través de la red o en la “vida real” siguen siendo de sentido común, los mismos consejos que damos a nuestros hijos cuando acceden a Internet. Hay que tener mucho cuidado con lo que compartimos en las Redes Sociales porque estamos poniendo en peligro nuestro equipo y nuestra seguridad, nuestras identidades virtuales y reales e, indirectamente, la de todas las personas que están en nuestras redes.

 

Compartir.

Sobre el Autor

Alejandro es técnico micro-informático, experto en seguridad de las TIC y apasionado de la tecnología. Colabora habitualmente en diferentes publicaciones de seguridad, software y análisis de hardware entusiasta.

Dejar una Respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR